La educación del amor o sentimental es la gran asignatura pendiente de nuestras sociedades, asistimos a un cierto analfabetismo sentimental, y en algo tan serio e importante como el amor y la estabilidad conyugal es algo que merece la pena plantearse, pues hay muchas personas que sufren por ello.

No tener las ideas claras puede tener un elevado costo. Contra ello se erige el amor inteligente que es aquel que se expresa con una afectividad madura, que pone sobre la mesa los sentimientos y la razón pero sin perder la ternura ni la espontaneidad, y que comparte unos ideales que lo hacen trascendente.


Se ha puesto de relieve la paradoja de que frente a los grandes avances científico
s y tecnológicos hay un fuerte retroceso en la formación humana, que nos imposibilita para mantener una relación con el otro que favorezca un amor sano, equilibrado, sin falsos idealismos y realista.

He aquí unos consejos para que podamos superar los contratiempos en la relación de pareja.

Dar y recibir amor: el amor es entregarse al otro, buscando lo mejor para él.

Lo importante es lo pequeño: el mejor amor se echa a perder si no se cuida a base de pequeños detalles que hacen agradable la convivencia. Es como una planta a la que hay que cuidar y mimar.

No ser excesivamente susceptible: ser hipersensible es nocivo pues puede llegar a convertir la convivencia en algo insoportable.

Evitar discusiones innecesarias: aprender el arte de aceptar distintos criterios. Aquí se mezclan con arte y oficio, el saber ceder, el saber encajar y la capacidad para zanjar un tema sin v
olver obsesivamente sobre él.

Tener capacidad de reacción: hay que evitar que las tensiones y problemas impidan el diálogo durante horas o días, gestos negativos, lenguaje crítico hacia el otro.


Adquirir habilidades comunicativas: muchos problemas en la pareja se deben a errores en la comunicación. Hay que aprender a respetar al otro, mostrándolo con palabras, gestos y acciones, saber ponerse en su lugar, cuidar el lenguaje verbal.

Procurar que no salga la lista de agravios: aquí la palabra es plata y
el silencio es oro. Aprender a callar cuando es redundante hablar, cuando solo sirve para pelear, es el mejor argumento para evitar agravios y recriminaciones que solo conseguirían envenenar a la relación.

Tener el don de la oportunidad: para plantear cualquier cuestión conflictiva o ante una decisión importante, se ha de evitar hacerlo en los momentos de cansancio o tensión.

Intercambiar recompensas: ello requiere compenetración y estar atento a las necesidades del otro. Estas cosas son las que rompen la monotonía y dan salsa a la relación.

Fuente: tnrelaciones.com

Enlaces a esta entrada


Las parejas que se separan habiendose querido mucho a veces cometen muchos errores y tal vez se separan por diferencias no comprendidas y por muchos motivos y es de aclarar que esta tecnica no funcionará si la pareja se fue por malos tratos fisicos ni tampoco si se fue porque estaba con usted solamente por interes economico.

Necesitas mucha fuerza de voluntad, mucha pero mucha paciencia sin paciencia mejor ni lo intentes.

Este proceso puede durar muchas semanas he incluso puede durar meses pero yo garantizo que es efectivo pero siempre y cuando tu pareja haya estado enamorado de ti realmente en algun momento o en alguna epoca.

Pasos

1.- Lo primero que de
bes hacer es hacerle notar o hacerle saber mediante los amigos de ella o de el que has superado rompimiento y que no te esta afectando.

2.- Cuando te encuentres con tu ex por ahi ocasionalmente saludale con una sonrisa de tranquilidad y deseale suerte, preguntale sobre su vida con una tranquilidad como si te hubieras encontrado con un amigo pero lo importante es que no tardes mucho has de cuenta que vas a algo importante y no te puedes detener a charlar mucho con ella o con el.

3.- Que ella o el se entere que asistes a todo como antes y demuestrale que la pasas muy bien pero lo importante es que no caigas en el error de actuar como queriendole provocar celos eso seria un muy grave error ni se te ocurra.

4.-Si eres deportista parctica mucho el deporte trata de hacer algunos logros en el deporte que practicas cosa que se entere tu pareja.

5.- Trata en convertirte en una persona de exito, aclaro, no estoy diciendo que te conviertas en una persona de exito solo trata.

6.- Lo que si es importante es que cuides tu fisico ya que cada que tu ex te vea sienta que no cambiaste y no te deprimiste y eres la misma persona de la cual un dia se enamoro.

7.Ahora viene lo importante ya que hiciste los 6 anteriores pasos en unas semanas o mejor si es en unos meses ya puedes avanzar el septimo paso que se trata que le invites a tu cumpleaños o a algo que tu estas celebrando y en dicha fiesta tratala como a los demas invitados, no la (lo) presiones sería un grave error y si deseas bailar con el o con ella solo baila una o dos piezas y durante el baile solo hablale sobre temas diversos de ninguna manera le vayas a tocar sobre la relaccion que tenian o sobre el pasado y no cometas el gran error de reclamarle algo aunque el o ella te reclame algo. Otra cosa, no le demuestres de ninguna manera que estas muerta o muerto por el o ella.

8.-Es muy importante que si estas haciendo el gran sacrificio de seguir estos pasos para que esa persona vuelva a tu lado, no cometas el error de meterte con otra persona ni dejes que entre otra persona a tu vida ya que si tu pareja se entera ahí si la perdiste para siempre, a no ser que sea una mala persona que vuelve con su ex sabiendo que esta con otra persona.

8.- Finalmente puedes intentar entablar amistad con tu ex pero no se te ocurra andar con rapidez, no la presiones se mejor que antes, no la visites mucho,no ocupes su espacio. no le ofusques y asi despues de un tiempo te le declaras y si eres mujer estoy segurisimo que el se te declarara.

9.- Despues de un tiempo que hayan vuelto a ser pareja se tu mismo o se tu misma y veras que dificilmente te deje otra vez.

Fuente: www.dracaroline.com
Enlaces a esta entrada



El arte de negociar ¿Cuántas veces haz deseado que tu esposo te ayude con el trabajo rutinario de la casa? ¿Porqué no te animas a pedírselo? Sabes que seguramente te dará una de estas respuestas: "Estoy muy cansado... Ese no es mi trabajo... ¿Estás bromeando?... Lo haré luego que termine el partido de baseball". (Ya pasaron dos meses que la temporada finalizó y todavía no te ayuda)

El que no pide...

Es frustrante pedir y no obtener nada. No debemos culparlos a ellos, el error es nuestro por no saber manejar la situación. Negociar es el arte de persuadir a otros de lo que deseas.

Negociar es un juego


Existen muchas estrategias y tácticas para conseguir lo que quieres. La negociación es un juego psicológico. No es importante lo que pidas, más bien “como” lo pides. Entonces, ¿Cuál es el secreto?

La experiencia nos ha enseñando en el arte de la negociación a ejecutivos y empresarios he aprendido que las personas que piden más, siempre obtienen más.

No importa si pedían un mejor salario, un mejor descuento, o una mejor posición. Ese principio aplica tanto en los negocios como en relaciones personales.


Fuente: Maria Marin - www.MariaMarin.com
Enlaces a esta entrada


Enamorarse es muy fácil, amar no lo es. Implica entrega, compromiso, sacrificio y lealtades que no todos están dispuestos a dar.


De ahí que el amor...acaba. Es una semilla que mal germinada se muere. Las relaciones de pareja son un espejo de lo que vivimos en la infancia; en nuestro interior traemos incorporadas las experiencias vividas con nuestros padres, y nos creaos ideales de cómo deben ser nuestras parejas y las falsas expectativas que tenemos de ellas, lo que nos causa un gran sufrimiento y sentimientos de frustración.

Por eso hay quien nunca aprende a amar, y va hiriendo a cuanta persona se le ponga enfrente. Hay relaciones que son muy enfermas y peligrosas, porque nos cuesta trabajo entender que no hay dos personas iguales en el mundo, que todos tenemos rasgos positivos y negativos, que nadie cambia porque sí que las cosas no son como las que soñábamos, que todos somos resultado de nuestras experiencias pasadas, de nuestros miedos, y que por ello es necesario y vital ser generosos en el amor.


Si tu felicidad es inversamente proporcional a la mía, algo está funcionando mal entre nosotros.

Walter Riso.

Idealizar una relación de pareja que no está funcionando bien puede ser muy peligroso, porque mientras más alto volamos, más dura es la caída. Hay relaciones que están condenadas al fracaso
que lo único que producen es sufrimiento y desolación. Y ni qué decir si hay abuso físico o verbal, porque permitirlos nos lleva por un camino sumamente doloroso.

No aceptes lo inaceptable, no permitas que nadie te insulte o defina tu valor. El amor no tiene por que ser una lucha ni llevar implícito el dolor y el sufrimiento. Porque donde hay amor no cabe el dolor. Si lo hay, entonces, no es amor.

No hay nada más desgastante que vivir en constante tensión y lleno de conflictos. Escucha tu voz interior y haz lo que sea mejor para ti, lo sano es que para tu vida. Reconoce tu propio valor y libera, suelta a quienes no te aprecien, Dile si a la vida y piensa que mereces un amor que te nutra, que comparta, que este abierto a la entrega y que te acepte y te ame tal como eres. Un amor saludable, un amor perdurable que añada significado a nuestra existencia.

Enlaces a esta entrada
La mayoría de parejas se casan teniendo grandes expectativas para su matrimonio y con desmesuradas ilusiones.
Los mismos, en muchas oportunidades, no toman en cuenta las responsabilidades que el acto del matrimonio implica (cada uno debe asumir su parte al conformarse en cónyuge de su pareja). Frecuentemente, esta visión incompleta del matrimonio provoca que en poco tiempo las expectativas se vuelvan en frustraciones y el encanto en desilusión.
Podemos observar con frecuencia que uno o ambos integrantes de la pareja no interiorizan el concepto integral del matrimonio, por lo tanto sus actuaciones continúan reflejando intereses individuales por encima del bienestar de la pareja.

Este comportamiento no es consecuente con el compromiso, libremente adquirido, al unir sus vidas en matrimonio. Por lo tanto esto origina una serie de conflictos que deterioran, en mayor o menor grado, la relación de pareja.

Es importante entonces, reconocer que nada ocurre por casualidad; toda forma de proceder tiene una causa y un efecto. Nuestras acciones no brotan espontáneamente, sino que responden a una decisión conciente, pero, con frecuencia, no lo suficientemente evaluada. Aquilatadas o no, las decisiones que tomamos cambian el rumbo de nuestras vidas y las de otros a nuestro alrededor, haciéndonos adquirir compromisos. En especial, cuando el ser humano decide unirse a su pareja bajo el pacto del matrimonio se compromete a respetarlo/a y procurar su bienestar.

Por lo tanto, es importante comprender de antemano los alcances que tiene en nuestra vida este vínculo, cuyo fin último, según la perspectiva divina, es el de proporcionar a los cónyuges una mejor calidad de vida.

Las parejas que se encuentran en vía de contraer matrimonio, y aquellas que ya están unidas y tienen el deseo de mejorar su relación, deben visualizar un horizonte juntos en el que se compartan, entre otras cosas, metas a corto y a largo plazo, en un ambiente de respeto mutuo, en el que la prioridad sea siempre el beneficio de la pareja, sobre el interés individual.


Si a lo señalado en las líneas de arriba no se le presta atención, es muy probable que los cónyuges vivan sin rumbo ni compromiso, creando una confusión similar a la que se produce en un equipo de fútbol en el que cada miembro sigue su propio rumbo sin respetar su posición ni la de los demás. En tal situación todos procurarían ordenar y delegar sin tener responsabilidad ninguna, tratando de obtener su propia satisfacción.

Esta falta de unión y visión conjunta es una de las mayores causas de separación de los matrimonios, ya que impide a los cónyuges desarrollar sus vidas paralelamente en armonía, a partir del respeto mutuo y el establecimiento de prioridades consecuentes con el vínculo matrimonial.


Para iniciar o fortalecer una relación matrimonial, sin duda alguna, se hace necesario asumir nuestro compromiso con responsabilidad honrando a nuestro cónyuge. Será el principio más importante para construir una relación saludable y satisfactoria para ambos.

Recordemos que el tiempo y el esfuerzo que invertimos en una relación, evidencia el valor que le otorgamos, priorizar nuestra relación conyugal nos dará resultados excepcionales en nuestra vida individual y de pareja.



Por: Helena Calderón
Enlaces a esta entrada




Tal como se mencionó anteriormente, la pareja viene a continuar supliendo la necesidad de sostenimiento afectivo y la nutrición emocional que todo ser humano necesita, pero más como un complemento que como un suplidor solamente.

Es interesante que ellos utilicen términos como comprometerse o incluso casarse con la iglesia, con la cual han establecido una verdadera relación vincular.

Entonces, podemos decir que primordialmente el objetivo de establecer una pareja en sentirse amado y amar. Notado y connotado por ese “Otro/a” que es al mismo tiempo objetivo y fuente de afecto. Donde lo ideal es el logro de un vínculo nutridor por obra del amor mutuo.

Otra razón y no menos importante es el impulso intrínseco de perpetuar la especie a través de la procreación. El ser humano encuentra sentido de plenitud en el acto de perpetuarse a través de su descendencia. La familia no solo evita la angustia de la soledad, sino que crea el marco para experimentar el sentido de pertenencia y de ser amado/a.

La salud mental de las personas está ligado, en primer lugar, a si esta se desarrolla o no en un sistema familiar donde se manifiesta el afecto, respeto y consideración mutua. Donde existan reglas claras aunque flexibles, y que permitan el desarrollo de la consciencia de solidaridad hacia los demás.

¿Cómo mantener viva la relación de pareja?

Para mantener entonces viva una relación la pareja no debe descuidar el vínculo del compañerismo y del mutuo apoyo. Toda relación demanda tiempo, para poder compartir sus mutuas necesidades. Cultivar la comunicación significativa. Esto significa poder compartir los sentimientos y necesidades emocionales más profundas con la pareja.

El no poder lograr esto en la pareja, puede generar el alejamiento emocional hasta establecerse lo que se conoce como “divorcio emocional”. Las personas se sienten solas aunque tengan una pareja, ya no comparten tiempo y el sentido de la amistad de diluye.
Fuente: enfoquealafamilia.com
Enlaces a esta entrada
Con una tasa de divorcios superior al 40% y las continuas historias de matrimonios que no han tenido éxito por diferentes razones, contraer matrimonio puede ser más intimidante que nunca. Sin embargo, comprender los detalles del matrimonio y entender lo que esperas del mismo, puede ayudarte a sobrellevar tu miedo al matrimonio y hacer que tomes una decisión acertada al respecto.

1. Determina de dónde proviene tu miedo exactamente. La mayor parte de la gente no tiene miedo al matrimonio en sí, sino a sus implicaciones y a su posible destrucción. ¿Qué piensas que puede cambiar?, ¿Qué es lo peor que puede pasar?. Una vez identificado, puedes conversar con tu pareja acerca de ello y tratar de sobrellevar la situación juntos.

2. Nombra tus miedos. Si tus padres tuvieron un mal matrimonio, entiende que cada matriomonio es diferente y que si su matrimonio falló, no implica que el tuyo también vaya a fallar. Si la separación te preocupa, haz una lista de tu mente de lo que puedas hacer para que tu matrimonio funcione. Imagina las diferentes posibilidades e imagina lo que harás en cada situación específica para hacer que las cosas vayan mejor.

3. Habla de tu problema con otras personas casadas. Consulta a cualquiera que haya tenido un matrimonio exitoso para que te mencione cuál es su secreto. Usualmente es algo como "No tomamos en cuento los pequeños malos hábitos de la otra persona". Pero más que todo, expresa tus sentimientos hacia tu pareja. Esta es la oportunidad perfecta para ejercitar las habilidad de comunicación que serán esenciales para que una relaciń saludable dure por mucho tiempo.

4. Decide si es que tú has escogido a la persona con la que deseas compartir el resto de tu vida. ¿No? ¿Has sido escogido(a) y ahora te encuentras bajo la presión de casarte? Puede que no tengas miedo al matrimonio, más bien, miedo a casarte con "esta persona". Una buena pastilla de sabiduría para recordar es que no debes casarte con la persona con la que puedes compartir el resto de tu vida; debes casarte con la persona sin la cual no imaginas tu vida en un futuro.

5. Comprender que el componente de toda persona lleva un matiz de virtudes y defectos y empieza por amar los defectos de tu pareja, escribe historias sobre las posibles situaciones que se pueden generar a causa de estos defectos. Realiza este ejercicio con tu pareja como una forma de entretenimiento, asi ambos tendran una idea clara sobre la forma en la que tu otro yo te ve. Realiza este ejercicio, pero se cuidadoso de no lastimar a la otra persona, el objetivo es superar juntos aquel que fue siempre un problema para ti, no queremos generar un problema antes que la aventura del matrimonio comience.

6. Piensa acerca de los detalles del matrimonio que son importantes para tí y para tu media naranja. Es posible vivir juntos en una relación sin estar oficialmente casados. Piensa en lo que el matrimonio te proporciona que no tendrías de otra manera y los cambios que tendría tu vida en caso que esto ocurriera. Si enfrentas honestamente lo que significa casarse o mantenerse solteros, tu percepción acerca del matrimonio se ampliará y verás si es lo que quieres para tí y para tu otra mitad.

7. Comprende que no van a vivir en armonía cada segundo del día mientras estén casados. Ninguno de los dos es perfecto. Si estás esperando casarte con esa persona con la cual todos los días son arcoiris y chocolate, nunca te establecerás o te casarás porque nadie puede proporcionar una vida ideal a otra persona. El matrimonio es trabajo duro y toma una vida entera el completarlo. Demasiada gente se casa pensando en que si las cosas se ponen malas, simplemente correrán al juzgado a pedir el divorcio y a empezar todo de nuevo. Prepárate para los baches que encontrarás en el camino y no te sorprendas demasiado cuando los pases sin problemas.

8. Planea tu vida. Siéntate y establece bien las cosas antes de casarte. ¿Van a tener hijos? ¿Cuántos? ¿Quién va a manejar el dinero? ¿Ambos van a trabajar? ¿Cuánto van a ahorrar para su retiro? ¿Dónde van a vivir? ¿Quién se ocupa de qué en general? Si el esposo todavía puede ir al bar con los amigos ¿Puede hacer lo mismo la esposa? Estas son la clase de dificultades prácticas con las que se encontrarán en el día a día. No trates de buscar las respuestas de la forma difícil cuando ya tienes un aro en tu dedo. Lo mejos es preveer un futuro conflicto y prevenirlo. Si tienes una relación saludable, la planeación anticipada te llevará a tener una mejor idea de los problemas que podrían tener en un futuro.


Si no puedes desahacerte de tu miedo al matrimonio, hazle saber a tu pareja como te sientes al respecto. Es cierto que corres el riesgo de perder tu relación haciendo esto, pero es mejor que se sepa temprano, que tarde darte cuenta cuando ya te encuentres en un mal matrimonio. Sin embargo, no te cases si sientes que estás siendo, de alguna manera, forzado(a) a hacerlo. Esto solamente significará misera y tristeza para ambos.
Enlaces a esta entrada


Si te quieres pasar la vida resolviendo los problemas de los demás, entonces haz algo más productivo y
conviértete en trabajador social.

El amor es un espejo en el que se refleja tu verdadera imagen

Si te duele, es por que seguramente no es bueno para ti.

Tú no puedes elegir el amor, porque es el amor que nos elige

La única forma de retener el amor es regalándolo.

Vivir con la persona equivocada es peor que vivir solo.

El silencio en el amor siempre habla

Hay un límite en cuanto al dolor y el sufrimiento que amar a una persona te puede traer.

Tu meta no debe ser buscar el amor, sino sentirlo.

Para hacer perdurar el amor es necesario escoger muy bien nuestras batallas.

La única persona con la que eres 100% compatible eres tu mismo

El amor no es cuestión de “poder”, es cuestión de comprometerse.

Lo más importante no es lo que los demás piensan de ti sino lo que tú piensas de los demás

Si tu compasión no te incluye a ti, entonces es incompleta

No te preocupes de si los demás te aman, eso es problema de ellos.


Un fragmento del libro: Donde el corazón te lleve de Susana Tamaro.


Cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con la que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieto, en silencio, y escucha tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve.

Enlaces a esta entrada