·           

·              

¿Estás pensando en dar ese GRAN paso?
En algún momento nos pica el “bichito” de mudarnos con nuestra pareja. Y antes de que llegue ese esperado y dulce momento, es necesario que sepamos estas 10 cosas de nuestra media naranja.
¿Ya las sabes? ¡Entonces estás más que LISTA para irte a vivir con tu gran amor!


1. Qué considera por “espacio personal”

Es de muchísima importancia que ambos discutan qué entienden por “espacio personal”. Eso hará que durante la convivencia no haya grandes problemas y tampoco se sientan asfixiados.


2. Si quiere tener hijos

Gran conversación que tiene que darse antes de seguir avanzando en la relación y mudarse juntos. Muchas parejas dejan esa plática para tiempo después, cuando ya están completamente enamorados, viven juntos y tienen planes de vida.
Pero cuando descubren que sus sueños no coinciden… la relación suele terminar mal.


3. Si quiere casarse

No es tan crucial como desear tener hijos o no, pero hay muchas personas que soñaron toda su vida con ese gran momento en que dan el SÍ. Y quizá la otra persona nada quiere menos en el mundo que casarse.


4. Sus planes de vida

Si bien los planes pueden variar a lo largo de la vida, es importante saber qué espera de su futuro. Quizá en sus deseos está irse del país y puede que no coinciden con los tuyos. ¿Ya han hablado de los planes de vida?

5. Su historia de vida

Si vas a vivir con alguien sería bueno conocerlo a fondo y saber qué pasó antes de ti. (No, no estoy hablando de parejas, pero si de historias familiares y de vida propia).


6. Sus factores de estrés

Si vas a convivir con una persona, es muy necesario conocer qué le estresa. Así pueden cuidarse y no sufrir de problemas de salud.

7. Cómo es cuando se enoja

Dicen que no se conoce completamente a una persona hasta que no se a ve en todos sus estados de ánimo. Así que sería bueno saber cómo es cuando las situaciones se van de las manos.

8. Sus gustos alimenticios

Esto no va a interferir en el amor que se tienen, ni mucho menos, pero es bueno conocer los gustos de cada uno y saber qué puede hacerle mal. ¡Mira si sorprendes a tu pareja con mantequilla de maní y es alérgico!

9. Su control con el dinero

Cuando conviven, la cuestión del dinero pasa a pesar mucho más que antes. Es decir, ahora se tienen que dividir los gastos y será muy importante que ambos los controlen para poder llegar a fin de mes.


10. Sus deudas
Viene en relación con la anterior. No solo es importante saber qué control tiene con el dinero, sino también saber si tiene deudas o una gran facilidad por deber cuentas. Ahora son dos que tienen que hacer malabares para llegar a fin de mes y las deudas pueden dificultar muchísimo las cosas.

Fuente: IMujer 

-->

Enlaces a esta entrada


Existe una cosa que todos deberíamos buscar en una pareja: alguien que nos quiera por quien somos.

Conformarte con cualquier cosa menor que esa te mandará a un truene. Acá abajo, terapeutas de matrimonio comparten seis cosas que nunca deberías cambiar por tu pareja.

1. Tu relación con familia y amigos
Si tu pareja te ama, hará un esfuerzo por, al menos, llevarse bien con tus amigos y familia, dice Christine Wilke, terapeuta en Easton, Pennsylvania. Eso significa que nada de gestos cuando propones pasar Navidad con tus papás.

"No puedes darte por vencido en amistades o la relación con tus familiares por tu pareja. Será muy difícil tener una relación auténtica si te ves en la necesidad de elegir un bando".

2. Tus defectos
Todos tenemos un pasado. Todos tenemos fallas y defectos específicos que han definido nuestra vida. Una persona que vale la pena encontrará la manera de amar cada parte de ti, incluyendo tus imperfecciones, dice Betsy Ross, una psicoterapeuta en Massachusetts.

"Ver sólo la mejor parte e ignorar las no tan agradables partes de una persona no ayuda en nada... ninguna persona en una relación puede mantenerse tan perfecta ni en tan altos estándares".

Si tu pareja no puede reconocer que los dos son imperfectos, con fallas, esas grietas comenzarán a aparecer.

"Los zapatos en medio de la sala, los platos en el fregadero y los comentarios malintencionados se volverán, eventualmente, difíciles de ignorar", dice. "Y puede repercutir aún peor en tu relación si ninguno de los dos se da cuenta de las imperfecciones del otro".

3. Tus valores
En tu búsqueda por una relación de calidad, nunca comprometas tus valores, dice la coach de divorcios Kira Gould. El verdadero y duradero amor, está basado en ser transparente y sincero.

"Tratar de ser quien no eres en beneficio de tu pareja, es una forma de vida muy cansada... no es sostenible con el tiempo. En particular, cambiando o comprometiendo tus valores y sistema de creencias".

Cambiar tus creencias en grandes temas -respeto propio, familia, integridad, espiritualidad o seguridad económica- para que encajen con las de tu pareja, crea resentimiento y, la mayoría de las veces, lleva al quiebre de una relación, asegura Kira Gould.

"La mayoría de nosotros comparte una tendencia humana de ser amado y aceptado, pero ese deseo no debería ser a expensas de nuestro verdadero yo", asegura.

4. Tus metas de vida
Esas metas que tenías antes de conocer a tu pareja, no deberían cambiar sólo porque ahora eres la mitad de una relación. Seguro los dos pueden tener sueños compartidos y visiones para el futuro, pero jamás deberían sobrepasar tus grandes metas de vida, dice Amy Kipp, una terapeuta de pareja en San Antonio. Tus metas deberían ser complementadas, no estar en una competencia.

"Si siempre has estado orientado a tu carrera, tu pareja debería apoyar tus decisiones sobre ésta", asegura. "Si tener hijos es algo que siempre has soñado, no deberías renunciar a ello para que tu pareja sea feliz. Estos son los detalles de los que deberías estar platicando, para que ambos determinen si sus metas están alineadas".

5. Las cualidades que te hacen único
Antes de que tus amigos te presenten a alguien de su círculo, ¿qué es lo que la gente dice de ti?, ¿qué tan amable eres con los demás?, ¿qué tan divertido eres? Cualquier cualidad que tengas, no permitas que dejen de brillar por el bien de tu relación, dice Marni Feuerman, terapeuta de matrimonios y familia en Boca Raton, Florida.

"Si alguien te ha dicho que cierta característica es un punto positivo, no la cambies por la persona que lo critica", asegura. "Tal vez eres amigable y extrovertido, pero eso hace a tu pareja sentir celos. O tal vez tienes espíritu libre, pero tu pareja se molesta por tu falta de planes".

Si tu pareja cree que algo de ti debe "arreglarse", considéralo una gran bandera roja. "Si eso piensan de ti, yo lo pensaría largo y tendido sobre su futuro juntos", comenta Marni.

6. Tus pasiones
Te encanta surfear o ser voluntario en alguna asociación sin fines de lucro, pero esas cosas que amas hacer las has pospuesto en favor de tiempo en pareja. En los primeros días de una relación, tus prioridades tienden a cambiar. Quieres pasar todas las horas del día con tu pareja. Sin embargo, no dejes que tus pasiones tomen el asiento trasero en tu relación, dice Debra Campbell, una psicóloga y terapeuta de parejas en Melbourne, Australia.

"Tu pareja podría ser una de los grandes amores de tu vida, pero es importante mantener los otros: los hobbies, trabajo o intereses que te levantan y te hacen sentir pasión".


Enfocarse en tus pasiones beneficiará tu relación, dice Campbell. "Hacer lo que sientes te llena de deseo y te da dicha, felicidad y pasión para traer a tu relación... significa que eres mejor y con más atractivo para tu pareja y para ti. Nunca descartes las cosas que te dan satisfacción personal".

Fuente: The Huffington Post
Enlaces a esta entrada