Los varones criados en familias monoparentales tienen dos veces más tendencia a cometer delitos con resultado de reclusión antes de cumplir los 35 años que los hijos de matrimonios unidos. Esta cifra tendencia aumenta a dos veces y media entre los hijos criados en segundas familias. Según los datos de este estudio, en el que se filtraron factores como la raza, el nivel educativo de la madre, la calidad del barrio y las habilidades cognitivas de los individuos, algo más del 7 por ciento de estos jóvenes fueron encarcelados entre las edades de 15 y 30 años. 
Los adolescentes de familias de un solo padre o de segundos matrimonios demuestran más tendencia a comportamiento descarriado y cometen más actos de delincuencia que aquellos cuyos padres permanecen casados. Los de familias monoparentales generalmente hacen menos caso de las opiniones de sus padres y se dejan influir más por su grupo de compañeros. Estas actitudes, combinadas con unos niveles de vigilancia por parte de los padres más bajos, parecen preparar el terreno para comportamientos delictivos. Sin embargo, existen algunos casos de estudio que indican que la vinculación entre familias monoparentales y delincuencia no es válida para los niños afro-americanos.
La investigación sobre la relación entre el crimen y la delincuencia juvenil y las familias con padres que cohabitan sin estar casados todavía se encuentra en sus inicios. No obstante, los estudios indican que los adolescentes que provienen de parejas no casadastienen mucha más tendencia a entrar en dinámicas de comportamiento delictivo, engaños, y fracaso escolar. En concreto, los adolescentes blancos y latinos que provienen de este tipo de familias tienen mayor propensión a tener problemas de comportamiento que aquellos que viven de padres casados o aquellos adolescentes de familias conducidas por una madre sola. Un motivo del mal comportamiento de estos adolescentes podría ser que los hogares sin matrimonio suelen ser llevados por la madre y una pareja no pariente del joven. Estos compañeros de la madre tienen una mayor tendencia a presentar comportamientos abusivos que un padre casado y a competir con el adolescente por la atención de la madre.

Comment

THERE ARE 0 COMMENTS FOR THIS POST

Publicar un comentario en la entrada